OPINIÓN

UN PACTO PROVINCIAL CONTRA CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICOS PROVENIENTES DEL COMERCIO PUERTOPLATEÑO.

La contaminación por mal manejo de desechos plásticos constituye una de los mayores problemas ambientales del planeta. Según el portal de la revista National Geographic, «cada año acaban en el océano unos ocho millones de toneladas de plástico, un material que puede tardar siglos, o más, en desaparecer». Puerto Plata no escapa a esa preocupante realidad.

Órganos legislativos de países desarrollados han prohibido a sus comerciantes la entrega de bolsas y envases plásticos para que sus clientes carguen productos que les compran, lo que dudamos mucho que ocurra en República Dominicana en el plano inmediato, debido a la presión que ejercen sobre en el Congreso Nacional los empresarios fabricantes de polietileno contaminante.

Para Puerto Plata, en donde no hay fábrica de plásticos, cuya economía depende directamente del turismo, debe importar más la conservación del medio ambiente, que la preservación de capitales de unos pocos productores de material desechable no reciclable de otras provincias. Para los puertoplateños debe ser “prioridad uno A” mantener nuestras playas, ríos y montañas, principales atractivos de nuestra isla, libres de polución.

Visto lo anterior, sugerimos a las alcaldías de los nueve municipios que componen la provincia Puerto Plata, crear un proyecto federado en materia medioambiental, que resuelva en las nueve salas capitulares prohibiendo que los comercios que operan en sus demarcaciones entreguen productos en bolsas plásticas desechables y que a la vez penalice la comercialización de líquidos de consumo masivo en envases plásticos desechables.

El plan debe abarcar la clasificación de la basura y el reciclaje de la mayor cantidad de desechos posible, sumado a una amplia campaña educativa que empleé todas las herramientas de comunicación que ofrece de la tecnología.

Desde el cabildo y con la colaboración de los gremios empresariales se pueden desarrollar incentivos para los comerciantes y munícipes que contribuyan con el plan. La idea no es imponer, sino integrar a todos los sectores para disminuir la contaminación por plásticos en Puerto Plata.

Algunas empresas locales han adelantado acciones en ese sentido, pero podemos asegurar que en materia de descontaminación aún estamos haciendo pininos.

Sellemos un gran compromiso tripartito entre ayuntamientos, empresarios y comunidades, en el que primero se dialogue y se planifique, para luego asumir responsabilidades y cumplir deberes.

El país completo necesita descontaminar, pero en lo que el resto de los dominicanos reacciona los puertoplateños podemos dar el primer paso. Ahora es un buen momento para iniciar, en víspera de la construcción del relleno sanitario local.

Puerto Plata no tiene obligaciones particulares con ningún industrial contaminador, nuestro compromiso es con el bienestar de nuestra ciudad, con nuestra gente, con nuestros visitantes.

Postdata: el autor de estas lineas no está interesado en un cargo municipal electivo, mucho menos designado. La idea surge con el interés único de aportar a nuestra comunidad.

Deja un comentario