AGROPECUARIA

SEQUÍA COMIENZA AFECTAR GANADERÍA P.P.; TEMEN CLIMA ADVERSO Y DEUDAS, PROVOQUEN QUIEBRA PRODUCTORES LECHE.

“Las deudas que mantienen los productores de leche, sumadas a las pérdidas que han experimentados en los últimos tres años y a la posible repetición de una sequía que se prolongue por más de 6 meses, podría ser la mezcla perfecta para que miles de ganaderos cesen sus operaciones de producción de manera definitiva”.

PUERTO PLATA.- Ganaderos de la región de Puerto Plata, advierten que los efectos de la sequía ya comienzan a sentirse con intensidad en esta zona, a pesar de que hace solo 12 días que entró el verano en esta región del globo terráqueo.

Señalan que debido a los efectos adversos del cambio climático, la primavera que recién finalizó, pasó prácticamente seca, con escasas ocurrencias de chubascos, degenerado en una dramática disminución del nivel de los causes de los arroyos, cañadas y manantiales, que normalmente sirven de abrevadero para el ganado de la región, lo que a su vez ha provocado que desde ya los ganaderos incurran en gastos extraordinarios de transporte de agua para poder saciar la sed de sus rebaños.

Una notable disminución en la disponibilidad de forraje, puede apreciarse en los predios ganaderos de zonas que en condiciones normales contaban con climas frescos, tales como Yásica, La Monteada, El Cupey y Sabaneta, siendo más acentuada en las zonas más secas, como en Luperón y Villa Isabela.

Ganaderos de esta provincia, denuncian una disminución drástica en la producción de leche debido a los efectos negativos del cambio climático sin que hasta el momento se haya experimentado un aumento del precio de la leche, el que hace más de un año ronda los RD$18.5 peso por litro de leche caliente en fincas, sin experimentar alza que compense las pérdidas que experimentan los productores de ese nutritivo alimento.

Advierten que, de agudizarse la estación seca, se podría producir una peligrosa situación, igual o peor que la ocurrida en el año 2015, periodo en el que miles de reses murieron por la escasez de agua y de fuentes de alimento para el ganado, fruto de la intensa sequía que afectó a la isla de Santo Domingo y otras localidades de la del Caribe.

El destacado criador de ganado de la raza Jersey en Montellano, Eddy Ramón García, adelantó que “las deudas que mantienen los productores de leche, sumadas a las pérdidas que han experimentados en los últimos tres años y a la posible repetición de una sequía que se prolongue por más de 6 meses, podría ser la mezcla perfecta para que miles de ganaderos cesen sus operaciones de producción de manera definitiva”.

Deja un comentario