SECUESTRO PIADOSO DE PERROS, NUEVA MODALIDAD DE DELITO EN COSTA NORTE.

 SECUESTRO PIADOSO DE PERROS, NUEVA MODALIDAD DE DELITO EN COSTA NORTE.

PUERTO PLATA.- Una novedosa modalidad de delito se está implementando en Puerto Plata y otros puntos de la Costa Norte en donde residen extranjeros con mascotas.

Se trata de una especie de secuestro de perros propiedad de personas que otorgan especial cariño por sus animales, quienes luego de ser víctimas del plagio de sus mascotas, ofrecen altas sumas de dinero a través de las redes sociales a “quien encuentre al canino extraviado”.

Los delincuentes, que saben exactamente quienes son los dueños de los perros que raptan, esperan pacientemente a que se produzca el ofrecimiento de la recompensa por encontrar al can, y es en ese momento cuando aparecen como “los héroes salvadores”, con información exacta de la localización del animal.

“¿a usted se le perdió un perro?, una persona que yo conozco lo encontró en X o Y lugar, y lo tiene en su casa, yo te lo traigo”, esas expresiones son solo algunas de las más utilizadas en esa nueva manera de timar.

Si el “pedimento piadoso” de rescate falla, siempre existe la posibilidad de los bandidos poder vender el animal a terceras personas, quienes llegan apagar decenas de miles de pesos, dependiendo de la raza del perro, así como de su sexo y edad.

El robo de perros no es solamente a extranjeros, algunos dominicanos, sobre todo de las clases media y alta, también son blanco de este tipo de pillaje que afecta esta parte del país.

Una señora que fue objeto de este tipo de secuestro canino, reveló que el día que su perrito se extravió, un Pomerania, desesperada ofreció una recompensa a través de su cuenta de la red social Facebook, RD$10,000.oo, y al cabo de dos horas ya había un hombre en la puerta de su casa, en el residencial Torre Alta, diciendo que, “un motorista había encontrado el animal deambulando en la avenida Manolo Tavares Justo y que él sabía dónde ubicarlo”.

La mujer dijo que se sintió muy agradecida del “buen samaritano” y le entregó R$2,000.oo extras por dar con su amada mascota (RD$12,000.oo en total).

“Mi percepción de la bondad de ese tipo cambió cuando un amigo que no vive lejos de mi casa me contó que le sucedió lo mismo, y la descripción de las personas que le devolvieron perro él, un rottweiler, es exactamente la misma de quienes actuaron en el caso mío” contó la joven señora.

La misma persona continuó narrando que en ninguno de los dos casos se puso denuncia o querella en la policía nacional, debido a que al momento de recuperar sus perros, ambas víctimas pensaron que se trataba de un acto de bien y de humanidad, y no fue hasta varios meses después que llegaron a la conclusión de que fue secuestro piadoso.

Reportero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.