RAMIRO FRANCISCO: «LOS BOMBEROS ENTRE EL FUEGO».

 RAMIRO FRANCISCO: «LOS BOMBEROS ENTRE EL FUEGO».
RAMIRO FRANCISCO
Nuestro Benemérito Cuerpo de Bomberos se quedó en el tiempo, cuando por nuestras calles solo cruzaban coches tirados por caballos y las damiselas escuchaban serenatas  interrumpidas a veces, por el ladrido de los perros.
Otro fuego en Puerto Plata, que enciende la llama de opiniones contra los bomberos locales, que con razón o no de los opinantes, las chispas de sus verbos mantienen en calor el traje de los apagafuegos.
No son uno ni dos, los incendios ocurridos en esta ciudad en el   otro. Veamos:
1-    El ocurrido en la José del Carmen Ariza con Mella.
2-    La vivienda siniestrada en la calle Ulises F. Espaillat, entre las calles José Ramón López y Villanueva.
3-    En la 12 de Julio con Villanueva.
4-    El más reciente, 12 de Julio, entre las calles Emilio Prudhome y Padre Castellanos.
Algunas de las Quejas-Denuncias que se escuchan contra los bomberos son:
A)    Que no llegaron a tiempo.
B)    Que la bomba de agua no funcionó.
C)    Que el camión se apagó antes de llegar.
D)   Que el camión no tuvo encendido.
E)    Que Edenorte no “sacó” a tiempo el circuito.
F)    Que se acabó el agua.
G)   Que entre la llamada a los bomberos, su salida del cuartel y llegada al lugar del incendio media un tiempo enorme.
H)   Que no hubo un efectivo manejo del agua.
Otros argumentos más. Razonables o no, que tendríamos para enumerarlos, utilizar buena parte de las letras de nuestro alfabeto.
Si el Coronel de García Márquez no tenía quien le escribiera, los bomberos de Puerto Plata, sí tienen.
Todo un pueblo que con sus denuncias y quejas solo buscan despertar y llamar la atención de las autoridades –en este caso del ayuntamiento – aunque consideramos, que el señor gobernador puede cooperar muy bien si se lo propone.
Al expresar “autoridades del ayuntamiento” se deja por sentado, que es el síndico y todos los regidores. Deben asumir las necesidades de los bomberos, como UNO A.
Esas han sido las últimas viviendas colapsadas por fuego. ¿Alguien puede asegurar, que otras no serán afectadas por igual de no resolver la situación de los bomberos?
Mañana pueden sufrir las mismas consecuencias la Casa de Cultura, el Museo Gral. Gregorio Luperón, la hermosa casa donde funcionó el Club del Comercio…o cualquier otra edificación ubicada en el casco histórico.
Alternativas/propuestas:
Dotar a los Bomberos de unidades rápidas y modernas.
Camiones bombas de buena capacidad y no tan obsoletos.
Construcción de dos o más cisternas de buena capacidad y en lugares estratégicos para uso exclusivo de los bomberos en caso de incendios (idea del Ing. Jiménez Mesón a quien damos el crédito).
Un efectivo y disciplinado programa de mantenimiento preventivo a esas nuevas unidades por personal calificado y bien remunerado.
Esto último, también para los miembros del Cuerpo de Bomberos, cuyo personal no es tan numeroso. (Los regidores se aumentan el sueldo)
Puerto Plata como ciudad, ha crecido enormemente en las últimas tres décadas. Una ciudad que lo tiene todo! ¡Una ciudad crucerista!
Nuestro Benemérito Cuerpo de Bomberos se quedó en el tiempo, cuando por nuestras calles solo cruzaban coches tirados por caballos y las damiselas escuchaban serenatas  interrumpidas a veces, por el ladrido de los perros.
 

Reportero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *