OPINIÓN

RAMIRO FRANCISCO: “ALCALDES Y CONCEJALES… MANOS A LA OBRA”.

La información que leemos, vemos y escuchamos  en diferentes medios de comunicación referente a la muerte de tres personas en la capital dominicana, en el fondo tiene su génesis en las discusiones que durante años mantuvieron los involucrados por asunto aparentemente de estacionamiento.

Conflicto que más de una vez, hicieron del conocimiento tanto de las autoridades municipales como de la misma Policía Nacional.

Cuando ocurren hechos de esta naturaleza no negamos, que conmueve, toca nuestra sensibilidad como ser humano, pero a la vez recobramos fuerzas para demandar de las autoridades del gobierno municipal, jugar su rol en relación al ordenamiento territorial.

El ciudadano tiene que conocer a plenitud, dónde se puede y dónde no, abrir talleres de ebanistería, mecánica,  herrería, cabarets, centro nocturno, ebanistería o cualquier otra actividad comercial que prive al vecindario de la tranquilidad que caracteriza una zona residencial cual que sea.

No es justo que alguien en pleno vecindario de buenas a primeras amanezca instale en su casa y obtenga el permiso para regentear uno cualquiera de los mencionados arriba, simple y llanamente porque esa es su casa y tiene derecho a usufructuarla como quiera.

Las reglas de convivencia son esenciales. Más cuando las autoridades encargadas de mantener el orden territorial cumplen a cabalidad con el rol para el que fueron electas.

Ya habíamos hecho referencia a estos temas en nuestros pasados artículos sobre La Puerto Plata que Queremos.

Usted que realiza sus ahorros y logra con mucho sacrificio comprar su vivienda y que dentro de poco tiempo conozca que a su derecha o izquierda, alguien se le ocurrió abrir un aserradero, un cabaret, un mercado de pulgas…

Si a esto añadimos el alto volumen, la cantidad de camionetas vendiendo y comprando por nuestras calles y al detenerse mantienen el altoparlante encendido y pueden durar media o una hora anunciando sus productos: piñas, plátanos. ñames, batatas, pomada Cromocilina, le anuncian asimismo una fiesta, juegos de gallos, como la presencia de un futuro presidente de la República.

Sencillamente, porque pagan placa…

Creemos que no son nuestros legisladores ni Ministerio alguno, ni tampoco el gobernador provincial, quienes tienen que resolver esa situación. Aunque pueden colaborar si se le pide.

Los responsables simple y llanamente son: el Alcalde y los Concejales. Manos a la obra.

Deja un comentario