Prestigiosa Revista THE ECONOMIST: «PLD retendrá el poder en 2016».

 Prestigiosa Revista THE ECONOMIST: «PLD retendrá el poder en 2016».

pld 2016SANTO DOMINGO.- La Unidad de Análisis de The Economist pronostica que, debido a la alta popularidad del presidente Danilo Medina, la debilidad de la oposición, caracterizada por la división del PRD, el PLD se mantendrán en el poder en el año 2016 y el actual gobernante, que constitucionalmente no puede optar por la reelección volverá al poder en el año 2020.

Las proyecciones están contenidas en un análisis sobre la situación económica y política de la República Dominicana, elaborado por Unidad de Análisis de The Economist y puesto a circular a esta semana.

A continuación las consideraciones de los expertos de The Economist:

Estabilidad política

El presidente, Danilo Medina, del centrista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se beneficiará de una mayoría de dos tercios en el Congreso hasta que las elecciones generales en 2016.

Esto, junto con un alto nivel de popularidad del Sr. Medina, apoyará la efectividad del gobierno y la aprobación de reformas durante el resto de su mandato (hasta agosto de 2016). Con sus aliados que reteniendo una mayoría de los puestos en Comité Central del PLD, Medina también tendrá una influencia significativa en la selección de los candidatos del partido a la presidencia y el Congreso. Aunque se ha especulado sobre una posible reforma constitucional que le permitiría postularse de nuevo (la Constitución prohíbe la reelección presidencial consecutiva), él ha descartado esta posibilidad.

Por el contrario, es probable que sea un fuerte contendiente en las elecciones de 2020. La minoría de centro-izquierda Partido Revolucionario Dominicano (PRD), es poco probable que reponga fuerzas en el corto plazo, ya que sufre de divisiones internas y está en riesgo de una división formal. Estos problemas, junto con sus derrotas en tres elecciones presidenciales consecutiva, socavarán sus posibilidades de presentar un fuerte desafío en 2016. Este hace que sea probable que el PLD asegure otro mandato de cuatro años (partido que ha estado en el poder desde 2004). Sin embargo, un período tan largo en el cargo por el PLD corre el riesgo de consolidar su autoridad y debilitar la democracia multipartidista en el país.

Medina continuará tras una agenda social ambiciosa, que incluye reformas de la educación, el alivio de la pobreza, las reformas del derecho laboral y los programas de creación de empleo.

Después de haber reducido el déficit fiscal en el 2013 a través de aumentos de impuestos y la restricción del gasto, incrementará el gasto en 2014-16 para respaldar un crecimiento económico más rápido.

La ayuda a las pequeñas y medianas empresas (PYME) y a los agricultores, junto con el bienestar social y programas de préstamos subvencionados, apoyará su fuerte índice de aprobación (en la actualidad alrededor del 90%).

Los riesgos de estabilidad política son leves, aunque el descontento podría aumentar si sube la inflación (que no forma parte de la previsión de la línea de base de la Unidad de Inteligencia de The Economist) o si la población cree que el gobierno no se ocupa de la delincuencia y la corrupción de manera adecuada.

Las protestas contra los apagones crónicos podrían estallar si los esfuerzos para abordar los problemas en el sector de energía de larga data resultan insuficientes.

Crisis del PRD y fortaleza de Danilo Medina

En mayo 2016 las elecciones presidenciales y parlamentarias se llevarán a cabo de forma simultánea por primera vez desde 1994. El opositor PRD sigue muy dividido, sobre todo desde su derrota en las elecciones presidenciales de 2012. Una larga disputa entre Hipólito Mejía (un expresidente, 2000-04, y el candidato presidencial derrotado en 2012) y el presidente del partido, Miguel Vargas Maldonado, ha debilitado el PRD y socavará sus posibilidades en las elecciones.

En cuanto al PLD, Medina debe retirarse en el 2016, ya que la Constitución prohíbe la reelección consecutiva. Su predecesor, Leonel Fernández (1996-2000; 2004-12), es un posible candidato a la presidencia, junto con otros funcionarios del PLD, como Francisco Javier García, el ministro de Turismo, Temístocles Montás, ministro de la Economía, y Reinaldo Pared Pérez, senador por el distrito de la capital de Santo Domingo.

Sin embargo, tras las elecciones internas del PLD en enero, en la que la facción de Medina ganó fuerza, disminuyeron las posibilidades de ser nominado de Fernández. Creemos que cualquiera de los posibles candidatos podría derrotar al candidato del PRD en las elecciones.

Índice de democracia: República Dominicana

El índice de democracia de la Unidad de Inteligencia de The Economist ubica a la República Dominicana en el lugar 56 (mejor que el 60, en 2012) de 167 países, por lo que es una de los 14 “democracias imperfectas”, entre los 24 países evaluados en América Latina. En América Latina solamente, la República Dominicana ocupa el puesto 11 general, muy por delante de sus vecinos caribeños Haití (23) y Cuba (24), pero detrás de Jamaica (4) y Trinidad y Tobago (7), así como el competidor de América Central, Costa Rica (segundo).

Reportero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.