Noticias Locales

MARCHAN EXIGIENDO DESTITUCIÓN DEL DIRECTOR DEL HOSPITAL RICARDO LIMARDO.

Esta protesta pacífica tuvo su génesis en la muerte del joven Adolfo Bravo, el cual por la falta de un operario de ventilador, expiró de una aneurisma cerebral hace exactamente nueve días cuando fue ingresado al área de Cuidados Intensivos del hospital Ricardo Limardo, centro hospitalario que irónicamente fue reinaugurado por el presidente Danilo Medina hace menos de dos meses.

Antonio Heredia.

PUERTO PLATA.- Decenas de ciudadanos vestidos de negro y completamente indignados, marcharon ayer por las calles principales de esta ciudad atlántica, exigiendo la cancelación inmediata del director del Hospital Docente Universitario Ricardo Limardo debido a la negligencia y otras problemáticas presentes en ese centro asistencial.

Esta protesta pacífica tuvo su génesis en la muerte del joven Adolfo Bravo, el cual por la falta de un operario de ventilador, expiró de una aneurisma cerebral hace exactamente nueve días cuando fue ingresado al área de Cuidados Intensivos del hospital Ricardo Limardo, centro hospitalario que irónicamente fue reinaugurado por el presidente Danilo Medina hace menos de dos meses.

La manifestación partió desde el gremio de trabajadores portuarios ubicados en la esquina formada por las calles 30 de Marzo y Salomé Ureña, en las cercanías donde residía el fallecido y se desplazó por varias vías céntricas donde portando la bandera nacional y cartelones, los participantes reclamaron la cancelación por ineptitud del doctor Benjamín Reyes, quien lleva más de seis años al frente de la dirección del hospital local.

“Los puertoplateños debemos hacer conciencia de que en nuestras manos está que sigan sucediendo muerte de personas por negligencia en el Hospital Ricardo Limardo, como es el caso del joven Adolfo Bravo quien falleció por falta de atención y por lo tanto queremos que nuestro hospital funcione, que hayan autoridades competentes al frente de mismo”, sostuvo el  joven comunicador  Luiyi Peralta.

En la caminata de protesta estuvo el dirigente comunitario Jovanny Castellanos de la junta de vecinos de la Zona Victoriana, quien al igual que otros ciudadanos criticó las deficiencias existentes en el hospital cuyo director debe ser destituido ya que no ha podido resolver diversas problemáticas de falta de medicamentos y equipos que han dado lugar a la muerte de varias personas,

Asimismo, Ricardo Ripoll quien es dirigente del movimiento “Somos Pueblo” aclaró que la población no tiene nada en contra de los doctores y enfermeras del principal nosocomio del Estado en la provincia de Puerto Plata, ya que se sabe muy bien que esos profesionales de la salud “trabajaban a manos peladas” los cuales no pueden expresar su descontento públicamente por temor a represalias.

La mencionada marcha hizo una parada frente al Centro Médico Bournigal donde familiares hicieron los aprestos para llevar al joven Adolfo Bravo en estado de gravedad y supuestamente en dicha clínica privada le pidieron depositar la suma de 300 mil pesos para operarlo, por lo cual exigieron también la humanización en los servicios de salud que son ofrecidos a la población.

 

Deja un comentario