OPINIÓN

EVELIO DÍAZ ARTILES: “ALCALDE ESCUCHE A LOS PUERTOPLATEÑOS, NO PRIVATICE”.

Líderes comunitarios, empresarios, comerciantes, dirigentes políticos y diversas personalidades que inciden la vida social y económica de Puerto Plata, han dado una respuesta negativa al proyecto propuesto por el alcalde Walter Musa, que busca pasar el servicio de recolección de basura a manos de una empresa privada.

El caso se ha debatido por largo tiempo en el ayuntamiento y recientemente pasó a un tribunal, instancia en la que se espera se dé la misma respuesta a la idea de Musa: “NO”.

Antier, 5 regidores, incluyendo 2 del PLD (partido en el que milita el alcalde Musa), volvieron a reiterar el rechazo a la privatización de la recogida de basura. La población en general saluda la actitud del quinteto de concejales que hasta este momento mantienen su negativa respecto al plan de la alcaldía, para la recogida de los desechos sólidos.

¿Por qué se rechaza el plan propuesto para la recogida de basura?

1ero.- La idea de involucrar una empresa privada, provoca pánico en la población. Inmediatamente llega un olor a negocio particular, que no me consta que lo haya, pero es la percepción que le llega a la mente a los munícipes, con o sin razón, lamentablemente eso es lo que se piensa.

2do.- La experiencia nacional en cuanto a privatización de servicios públicos no ha sido buena, la población que paga arbitrios, entiende que las empresas privadas son muy eficientes en el cobro y elevando las tarifas. Esa misma experiencia nos dice que en muchos de los casos, la calidad del servicio desciende inmediatamente intervine el interés privado, porque la cultura empresarial dominicana sugiere que lo primordial es ganar mucho dinero, fácil y rápido, dejando en un segundo plano el bienestar colectivo en temas de vital importancia.

3ro.- La idea no se ha consensuado, no se le ha consultado a los puertoplateños al respecto, que son a quienes la privatización afectará de manera directa, para bien o para mal, eso no se ha hecho.

4to.- La propuesta luce aérea, sin dirección, no se tiene claramente establecido cuál es el término o modalidad: privatización, concesión, contratación. Parece que la parte interesada no domina a plenitud los detalles técnicos y jurídicos que deben tomarse en cuenta para lograr el objetivo, muestra de ello es que en 4 oportunidades han tenido que aprobar y anular resoluciones respecto a la misma situación.

Nos mostramos escépticsos en este caso, ante la inseguridad que reflejan los asesores de la alcaldía, el alcalde y el concejo edilicio, en cuanto a la forma de traspaso del servicio.

5to.- La propaganda mediática con la que Puerto Plata ha sido bombardeada durante los últimos 12 años en beneficio de la figura política de Walter Musa, condicionó la mente de sus habitantes, quienes piensan que viven en la ciudad más limpia y bonita del país, debido a que tienen el mejor alcalde del país, funcionario que obtuvo esa excelente valoración sin necesidad de que terceros realizaran las atribuciones básicas del ayuntamiento que dirige.

Nos confundimos porque “el hombre que mejor lo ha hecho durante más de una década”, de repente revela que el método que ha utilizado durante ese largo espacio de tiempo, es incorrecto y lesivo a los intereses económicos de la municipalidad.

Finalmente, hago un llamado al alcalde para que reconsidere su plan. Walter Musa, coloque su oído en el corazón del pueblo, no se imponga por encima del deseo popular. Recuerde que, si lo hace, el menor error que surja fruto de la privatización, será responsabilidad suya y de nadie más, hágame caso, siga realizando el trabajo como hasta ahora, es lo que indica la razón.

Deja un comentario