OPINIÓN

EVELIO DÍAZ ARTILES: 2019 -2020 LOS QUE PIERDEN SALEN… MUCHOS PARA SIEMPRE.

Las dos etapas de la actual contienda electoral, la interna y la general, tienen la particularidad de que sacarán para siempre del escenario electivo a muchos “líderes”, contra quienes conspiran: el tiempo, el desgaste político y económico, así como la erosión de sus imágenes.

El rodillo demoledor ya encendió su motor, su primer trabajo aplanador será el domingo 6 de octubre, día en el que se han pautado las elecciones primarias de las dos principales fuerzas políticas de la República Dominicana, el PLD y el PRM. Ese día finalizará la carrera de muchos gladiadores electorales que en su momento salieron en hombros por la puerta grande de pasadas batallas, cual torero cortador de orejas en la Plaza De Las Ventas, pero que por sus debilidades actuales, indefectiblemente morderán el polvo de la derrota definitiva.

Algunos de los fantasmas políticos del futuro inmediato, los menos débiles, en vano resistirán hasta las elecciones municipales, congresuales y presidenciales de 2020, lo que únicamente provocará mayor sufrimiento personal y familiar de los infortunados candidatos, al perder sus acólitos y comprometer su patrimonio económico. Sus días de gloria se empañarán por la falta de tacto y olfato que les aconsejen retiradas oportunas y honrosas.

Legendarias figuras perremeistas y peledeistas de todos los niveles desaparecerán en esta etapa de transformaciones profundas del quehacer político dominicano, otras que permanecían en un bajo perfil, emergerán y se fortalecerán para guiar las demarcaciones bajo su responsabilidad.

Lo anterior me recuerda mis años mozos en la escuela, cuando boleábamos con pelota de voleibol, en el popular “pierde y sale”, competiendo todos contra todos, coronándose ganador el que demostraba mejores habilidades con el balón.

¿Quiénes saldrán?

R.- Los que sean pesados, medidos y resulten defectuosos.

¿Quiénes vencerán?

R.- Los que además del favor del pueblo, tengan la capacidad de trasladar personas a los centros de votaciones y hacer el efectivo el voto.

 

Deja un comentario