Sociales

DÍA MUNDIAL DEL MOVIMIENTO SCOUT.

Ana Victoria Lantigua Zaya.

PUERTO PLATA.- Si alguna vez has visto a un/a muchacho/a con un espíritu de entusiasmo, haciendo buenas acciones, amigable con la naturaleza, cantando por las calles con uniforme azul y una pañoleta colgando de su cuello, lo más seguro es que se trate de un Scout.

Creado como un método de formación didáctico y lúdico para mejorar aspectos morales, mentales y físicos, el Movimiento Scout celebra el 22 de febrero de cada año el día mundial del Escultismo, del inglés Scouting, que traducido es explorar. Dicha fecha concuerda con el nacimiento de su fundador Robert Stephenson Smyth Baden-Powell, en 1857.

Cumplir con Dios, con la Patria, ayudar al prójimo y enfrentar la vida con alegría son algunas de las características que definen a un/a Scout.

“Un scout debe hacer una buena acción a los demás por cortesía y buena voluntad sin aceptar recompensa” y «Creo que Dios nos ha puesto en este mundo para ser felices y disfrutar de la vida. Pero la mejor forma de hacerlo, es haciendo felices a los demás», son algunas de las frases célebres del creador de este movimiento que ha marcado de manera significativa la vida de muchos.

Aunque hay un sinnúmero de agrupaciones Scouts en todo el mundo, la ciudad de Puerto Plata cuenta con un colectivo con una trayectoria de más 50 años. El Grupo Scout Gloria Kunhardt NO.106 ha sido el asilo para un centenar de niños, jóvenes y adultos que crecieron bajo la ley de este movimiento y que hoy, es pieza esencial en la gran aventura de sus vidas.

“Para mí un Scouts es un joven que está dispuesto a ver la vida desde otra perspectiva, que deja el confort y la tecnología para adentrarse en la naturaleza y apreciar la grandeza y bienestar que está brinda”, expresó Henry Maltés actual coordinador de la Unidad Scout Tropa Enriquillo del Grupo 106.

“El amor y la paz está en la naturaleza”, es el lema de la pañoleta del grupo puertoplateño con los colores rojo, blanco y verde, donde el legado de Baden-Powell sigue latente como el primer campamento Scout en 1907 que diera inicio a toda una revolución en la manera de ver la vida, forjando seres humanos
que buscan y trabajan con amor por “dejar el mundo mejor de cómo lo encontraron”.

Deja un comentario