OPINIÓN

DR. PAYERO: «DIEZ AÑOS DESPUÉS Y EN CAMPAÑA ELECTORAL ALCALDE WALTER MUSA RECUERDA PENURIA DE BARRENDEROS».

barrenderosMientras en la cueva de Alibaba (alcaldía), la realidad era otra, alcalde y ediles hacían del presupuesto municipal un sistema de reparto y “garata con puños” para aumentar sus propios sueldos y construir obras sobrevaluadas y olvidándose de los que más sufren y más trabajan, como son los trabajadores de limpieza de la alcaldía.

 

PUERTO PLATA.- Diez años después, el alcalde Walter Musa, manifiesta interés por aumentar sueldo de los trabajadores de limpieza de la ciudad.

Como un aparente regalo de año nuevo, el alcalde quiere dar lecciones de sensatez, de justicia y compasión con estos trabajadores, cuando en realidad nunca les prestó atención a sus reclamos ni a la propia ciudadanía, quien siempre se manifestó de manera solidaria con este empobrecido sector para que sus condiciones de trabajo fueran mejoradas, que contaran con seguro médico y que los sueldos fueran aceptable, a través de un trabajo digno.

Mientras en la cueva de Alibaba (alcaldía), la realidad era otra, alcalde y ediles hacían del presupuesto municipal un sistema de reparto y “garata con puños” para aumentarse sus sueldos y construir obras sobrevaluadas y olvidándose de los que más sufren y más trabajan, como son los trabajadores de limpieza de la alcaldía.

Frente a los reclamos de los trabajadores, la respuesta siempre fue la misma durante diez años de parte del alcalde y sus ediles, de que no había dinero para aumento de sueldo y que dichos trabajadores eran temporeros y no nominales.

Como el mundo está al revés, hasta el Diablo sabes de las condiciones de pobreza, extrema miseria y de trastornos mentales, en que se encuentran y viven muchos de esos trabajadores y trabajadoras, pero el alcalde y sus ediles no sabían de la existencia de tales condiciones, algo extremadamente vergonzante.

La ciudadanía ha reaccionado de manera indignada, cuando el alcalde trata de hacer ver a la opinión pública, de que dicha decisión obedece a un acto de generosidad política, cuando se trata de una medida electorera y una falsa compasión por el prójimo.

En realidad se trata de un acto vergonzante, que viene a revelar una “tomadura de pelo” con los trabajadores y la ciudadanía, tratando de proyectar una imagen de que él ha sido generoso con los trabajadores, cuando en realidad ha sido un verdadero verdugo, propiciando la desigualdad, pues son muchas las personas que cobran en el cabildo sin trabajar y muchos que cuentan con una serie de privilegios, que van a favor de sus intereses personales y de grupos.

Nunca los trabajadores de limpieza de la alcaldía, han estado presente en la agenda del alcalde y la sala capitular, su agenda siempre ha sido asaltar el presupuesto municipal, a través de sus acciones de clientelismo, corrupción e impunidad.

El castigo de la ciudadanía a la actual administración del cabildo, tiene que expresarse con razón y justicia, el próximo 16 de mayo, expresando enérgica condena, en las urnas a su mala gestión municipal.

Hay que dar un paso hacia adelante, frente a una ciudad rota por la desigualdad, la corrupción, la impunidad, es necesario que la ciudadanía se ponga en movimiento y actué a favor de lo más sanos intereses de la mayoría.

Hay que participar en la política fundada en principios y valores éticos para producir el verdadero cambio democrático a nivel municipal y nacional, basado en la justicia social, la honestidad, la transparencia, el bienestar general y la libertad.

Deja un comentario